Kooltouractiva

Banner
JA slide show
Inicio Tour Tour-istiando Recorriendo San Juan

Recorriendo San Juan

               Mucho que ver en el Viejo San Juan

 Por: Rachell E. López Ortiz

 

  

La Asamblea Legislativa creó la Oficina de Turismo con el primordial propósito de brindar recorridos por las diversas divisiones del Capitolio que encierran interés de carácter cultural a grupos de estudiantes y a turistas nacionales y extranjeros. Los guías encargados de dicha tarea ofrecen sus orientaciones en español e inglés y cada sesión dura aproximadamente una hora, cubriendo el área de la Rotonda – donde ubica la Urna de la Constitución –, los hemiciclos de Cámara y Senado, las diferentes galerías y el Monumento de la Recordación en que aparecen plasmados los nombres de los soldados puertorriqueños caídos en campos de guerra sirviéndole al Ejército de Estados Unidos.

La Oficina de Turismo también cuenta con un archivo de información sobre la historia de cada uno de los 78 municipios de nuestro País, así como de sus respectivos monumentos y lugares de relevancia histórica. También provee material didáctico sobre arquitectura, Arte y otros aspectos sobre las referidas unidades geográficas a los estudiantes que las solicitan. Opera de lunes a viernes entre las 8:30 de la mañana a 6:00 de la tarde y hasta las 5:00 los fines de semana y días feriados. Para hacer reservaciones es preciso comunicarse con los encargados a través de los numeros telefónicos (787) 724-2030, extensiones 4609, 4610 y 4611.

El Capitolio, a menudo llamada Casa de las Leyes, fue inaugurado el 11 de febrero de 1929 como sede del Poder Legislativo de Puerto Rico. Hasta entonces, los legisladores acostumbraban reunirse en el edificio de la antigua Diputación Provisional, entre las calles San Francisco y San José, justo donde hoy está localizada la sede del Departamento de Estado, en el Viejo San Juan. La idea de su construcción fue concebida por el hoy venerado Luis Muñoz Rivera (n. en Barranquitas, julio 17, 1859 m. en Santurce, noviembre 15, 1916), a la sazón miembro de la Cámara de Delegados (más tarde rebautizada como de Representantes), quien radicó un proyecto asignando $300,000 para el diseño e inicio de trabajos de construcción del edificio el 7 de febrero de 1907.

 

               El Capitolio fue construido por iniciativa del prócer      
Luis Muñoz Rivera (1959-1916) quien no vivió para verlo
 

                        

Luis Muñoz Rivera no viviría lo suficiente como para ver materializado su proyecto, que fue impulsado por Antonio Rafael Barceló Martínez (1868-1938) a partir de 1919. El dinero obtenido por la venta de trece solares localizados en el barrio Marina y propiedad del Gobierno, engrosaron los fondos destinados a la culminación de la obra, cuyo diseño fue encomendado al arquitecto boricua Rafael Carmoega Morales y su socio norteamericano Albert Nichols, quienes lo crearían al estilo del Resurgimiento Neoclásico. La decoración interior se delegó originalmente en el Frank Perkins, pero luego recayó en el escultor italiano José Albrizio.

Por diversas razones, las gestiones de rigor para emprender la construcción del palacete se fueron posponiendo hasta que, finalmente coincidiendo con el natalicio de su gestor Muñoz Rivera –, el 17 de julio de 1925 se colocó la simbólica primera piedra para el inicio de los trabajos.

 

Luego de 22 años de sueños, diseños y los altibajos propios de la época, por fin abrió sus puertas esta imponente estructura que ocupa una superficie de 51,814 pies cuadrados, frente al Océano Atlántico, en el populoso sector de Puerta de Tierra, a la entrada de la Zona Colonial de nuestra capital. Bajo su cúpula hay 16 columnas de mármol rosado con bóvedas decoradas con encofrado. Entre esas bóvedas hay mosaicos y murales en que se recrean eventos trascendentales en la historia de Puerto Rico, alusivos al Descubrimiento, la Colonización, la Abolición de los Esclavos y el Movimiento Autonomista bajo la bandera española. Dichas obras fueron realizadas por una firma italiana basándose en los diseños que se encomendaron a los artistas nacionales José R. Oliver (1901-1979); Rafael Ríos Rey (1911-1980); Jorge Rechani (1914-1990) y Rafael Tufiño Figueroa (1922-2008). Siete arcos simbólicos permiten acceso al espacio interior. Los mismos representan los siete distritos senatoriales originales (actualmente son ocho): San Juan, Ponce, Mayagüez, Arecibo, Aguadilla, Guayama y Humacao.

 

                                           

 

 

 

En el centro del edificio ubica la Rotonda, extendida a lo alto de los tres pisos del edificio. En el centro del primer nivel se encuentra la urna que exhibe, de manera permanente, el documento original de la Constitución de Puerto Rico con las firmas de los miembros de la Asamblea Constituyente de 1951-1952. En el mismo se establece que la voluntad del pueblo es la fuente del poder público y que, en los procesos judiciales, los acusados tienen derecho a la presunción de innocence.

 

En un cofre se colocó un ejemplar del proyecto de ley presentado en 1907; otro de la ley apadrinada por Barceló Martínez según fuera enmendada en 1920; copia del acta ceremonial de inauguración; ejemplares de cada uno de los periódicos de la época y una colección de monedas de cuño local en uso. Aquel cofre se depositó en una excavación en los cimientos de la construcción, cuyo domo se completó en 1961.

 

En abril de 1997, el Senado de Puerto Rico recibió el Premio Urbe de Excelencia Arquitectónica por la reconstrucción de los frisos y plafoenes del hemiciclo donde se llevan a cabo sus sesiones legislativas. Este galardón se entrega a aquellas instituciones que realizan un esfuerzo genuino por preservar en óptimo estado las estructuras y los monumentos históricos nacionales.

 

Cabe recordar que el concepto de Capitolio como asiento del Poder Legislativo se remonta a 1699 cuando el gobernador del estado nortemericano de Virginia sugirió que la nueva sede gubernamental se identificara con ese nombre, a manera de evocación al Capitolium Romano, donde se fundó el Imperio Romano.

     

    Se inaugura Galería de los Gobernadores de Puerto Rico…

              

            

 

 

 

 

             

 

 A eso de las 10:00 de la mañana del lunes 28 de febrero se inauguró la Galería de los Gobernadores de Puerto Rico, evento, organizado por la Asamblea Legislativa. La misma está ubicada en el tercer piso del Capitolio. Durante el acto estuvieron presentes los ex mandatarios Carlos Romero Barceló (PNP, 1977-1985); Rafael Hernández Colón (PPD, 1973-1977 y 1985-1993) y Pedro Juan Rosselló González (PNP, 1993-2001). También se presentó un documental sobre las juramentaciones de los ex gobernadores de la Isla. El actual incumbente, Luis Guillermo Fortuño, todavía no cuenta con un busto que lo represente en el lugar. Dichas obras fueron realizadas  por los escultores Tomás Batista, Jan D‘Esopo, Rey Dorado, Juan Núñez, Salvador Rivera Cardona, Luis Sanquino, Edgar Vega y Rey Dorado.

 

            La Plaza del Quinto Centenario y su Tótem Telúrico…

 

 

El Tótem Telúrico generó enconadas críticas a raíz de su develación por ser considerado demasiado moderno para una ciudad que preserva su magia de antiguedad. Esta escultura tiene su propia sub-plaza, llamada Plaza del Totem localizada entre el Castillo del Morro y el Cuartel de Ballaja.

 

   

 

La Plaza del Quinto Centenario fue inaugurada el 12 de Octubre de 1992. Como lo sugiere su nombre, su construccción respondió al propósito de conmemorar la efeméride del 500 aniversario del Descubrimiento de América, gesta encabezada por El Gran Almirante genovés Cristóbal Colón. En ella se encuentra el monumento denominado Tótem Telúrico, también concebido en 1992. Esta escultura, de 40 pies de alto, hecha en granito negro y cerámica, simboliza la herencia la cultura taína. Es obra del reconocido escultor puertorriqueño Jaime Suárez Toro (n. en San Juan, 1946 – ), fundador del Estudio Caparra en 1972 y de la Galería Manos en 1977. Esta última, dio paso a la Casa Candina en 1980. Entre los tantos reconocimientos que ha obtenido a lo largo de su carrera resalta la Medalla de Oro del Concorso Internazionale dell Ceramica d’arte di Faenza en Italia, en 1981.

 
           Perpetúada la figura de Tite Curet Alonso (1926-2003)
en la Plaza de Armas del Viejo San Juan

  
            

 

Con un acto de recordación, oficializado por el alcalde capitalino Jorge Santini Padilla, al que se le estampó el título de Poeta del Pueblo… don Tite Curet Alonso, en la Plaza de Armas del Viejo San Juan se develó una estatua a tamaño natural, de quien es reconocido como el más prolífico e importante compositor en la historia del movimiento salsero internacional, a eso de las 4:00 de la tarde del domingo 13 de marzo de 2011. Este monumento recrea la imagen de este insigne guayamés, criado en Barrio Obrero, Santurce, tal como acostumbraba sentarse en un banco de esa concurrida Plaza sanjuanera, justo al frente de donde tenía su residencia. La escultora Luz Badillo la tituló Mirando pa’ lejos. Ella se especializa en Restauración y fue seleccinada para este trabajo por el Departamento de Arte y Cultura del Municipio de San Juan. Por casualidad, resultó haber sido amiga de Don Tite.

La colocación de esta llamativa estatua dedicada a Catalino «Tite» Curet Alonso (1926-2003) en la famosa Plaza de Armas del Viejo San Juan es parte del Programa Instalación de Piezas de Figuras y Personalidades Emblemáticas del Casco Histórico, que incluye obras similares dedicadas al pintor Rafael Tufiño (1922-2008), la célebre alcaldesa Felisa Rincón de Gautier «Doña Fela» (1897-1994) y, posiblemente, a la promotora cultural Rafaela Brito de Valladares, gestora de las multitudinarias Fiestas de la Calle San Sebastián. La estatua de Curet Alonso requirió de una inversión de $150,000. Al respecto, la artista Luz Badillo declaró:

     

La artista Luz Badillo Junto al Alcalde Jorge Santini,
 su esposa y el cantante Cheo feliciano
   Foto: Municipio de San Juan 

La pieza se fundió en el Distrito Federal de México, donde el costo por este trabajo es mucho más económico. Apenas tenga el banquito, lo reproduciré allá, donde trabajaré con los moldes, porque el banco es demasiado pesado. Haré seis moldes y luego las piezas. Al regresar de México y ya tenga los moldes, lo fundiré y lo entregaré a finales de año”.

Por otro lado, el creador de tantos clásicos salseros popularizados por La Lupe, Héctor Lavoe, Ismael Rivera, Celia Cruz, Pete «Conde» Rodríguez, Richie Ray & Bobby Cruz, Frankie Ruiz y, sobre todo, Cheo Feliciano – quien interpretó varios de sus éxitos consagratorios durante el acto de develación –, entre tantos intérpretes, más es la figura protagónica del libro Tite Curet Alonso en carne viva (Antillas , 2009), escrito por el periodista colombiano Erasmo Padilla Ramírez, el cual se suma a Tite Curet Alonso: lírica y canción (EMS Editores, 2007), publicado por Norma Salazar Rivera, con quien compartiera los últimos 20 años de su vida.

El momento es oportuno para señalar que la Plaza de Armas es otro de los lugares emblemáticos y obligados para los visitantes del Viejo San Juan. Data del Siglo 16 y su nombre responde al hecho de que, durante la época de la Colonización, allí se adiestraban a los militares para enfrentar ataques de invasores extranjeros. Posteriormente, se convirtió en centro de celebraciones de actos sociales y festejos populares. Las cuatro estatuas repartidas entre cada costado desde hace más de un siglo representan a las estaciones del año. 1-fin

 

 
R.E.L.O. / KTA
Marzo de 2011.