¡El Festival de Claridad se aproxima a las cuatro décadas!

 

Con 37 años, el evento más antiguo
de Puerto Rico entre los dirigidos al pueblo

 

 

 Por: Rachell E. López Ortiz

 

 

Con 37 años de historia ininterrumpida, el Festival de Claridad es el evento artístico anual más antiguo de cuantos se celebran en Puerto Rico, antecedido, únicamente por el Festival Casals – dedicado a la música clásica – (1957) y el Festival de Teatro Puertorriqueño establecido por el Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) que, por la naturaleza que los caracterizan, son muy distintos. Dentro de lo que podríamos catalogar como dirigidos a las masas, este supera por once años al segundo más longevo, que es el Día Nacional de la Salsa, instituido por la radioemisora WZNT 93.7 FM / Z-93 en marzo de 1984.

A menudo identificado, también, como Festival de Apoyo a Claridad, esta fiesta de pueblo surgió como iniciativa de Domingo Vega, miembro de la mesa directiva del semanario Claridad – El Periódico de la Nación Puertorriqueña – en 1973. La intención era recaudar fondos para el sostenimiento de este rotativo, fundado por César Andreu Iglesias (1915-1976) y Juan Mari Bras (1926-2010) el 1 de junio de 1959 como órgano oficial del Movimiento Pro Independencia (MPI), pues “como todas las publicaciones alternativas, siempre tenemos que procurar de los lectores un apoyo adicional, a diferencia de los periódicos comerciales tradicionales”, explica Madeline Ramírez, coordinadora de la organización del evento .
 
 
 

Primer Festival de Claridad, celebrado
          en Villa Capri

 

La primera edición del Festival se iba a celebrar en los predios de nuestra sede original en Villa Capri, Río Piedras. Pero, durante aquella época, el independentismo atravesaba el período de persecusión política más crucial  e intenso desde los tiempos de Albizu Campos. Y, con el propósito de evitar su celebración, hubo un atentado contra las oficinas. Pero, eso no echó abajo los planes de celebrarlo. Entonces, se decidió hacerlo en un solar adyacente que se encontraba baldío, abandonado desde hacía mucho tiempo y que, si se ponía en condiciones, resultaba perfecto para la llevar a cabo los planes que se habían trazado. Cuando el Festival se disponía a comenzar, sorpresivamente apareció el dueño, furioso porque no se le había pedido autorización para invadir su propiedad. Pero, resulta que era un palestino y don Domingo y los organizadores, muy inteligentemente, le explicaron la situación, recalcándole que Claridad era un consecuente defensor de la causa política palestina. El asunto fue que, al enterarse de esto último, aquel señor bajó la guardia y se convirtió en uno de los colaboradores más valiosos del festival”, nos narró Madeline.
 

 

Danny Rivera quien entonces se consolidaba en el fervor popular y, a la sazón, era el más exitoso de los baladistas boricuas –, Roy Brown, Antonio Cabán Vale «El Topo», Lucecita Benítez, los muchachos del Grupo Taoné, Jacobo Morales, Miguelángel Suárez, José Reymundí, Jaime Ruiz Escobar y otros artistas identificados con el ideal de la soberanía y la cultura nacional, aportaron sus talentos a aquella histórica celebración. Todos ellos serían habituales en las ediciones posteriores, a las que se han sumado, repetidamente, Andy Montañez, Silverio Pérez, Emmanuel «Sunshine» Logroño, Haciendo Punto En Otro Son, Gary Núñez primero frente Moliendo Vidrio y luego con Plena Libre –, Tony Rivera & Grupo Mapeyé y gran número de orquestas salseras y conjuntos folklóricos.

 

Una de las metas de los organizadores es perpetuar
en discos la música que se interpreta en este Festival.

 

 
La segunda sede de este evento fue el Canódromo frente al Parque Luis Muñoz Rivera, en Puerta de Tierra. Luego se celebró en la Playa del Escambrón. Cierta vez tuvo lugar en el Parque de Pelota de Country Club, en Carolina y, en una ocasión, fue llevado a Ponce. Entonces, la mayoría de las veces se celebraba durante el mes de julio. Las fechas en que se realiza han variado con el transcurrir del tiempo. Después pasó a los derredores de la segunda casa de Claridad, en la Avenida Ponce de León, a las alturas de la Parada 26 ½, en Santurce. Desde hace diez años se ha celebrado en un área del Estacionamiento del Estadio Municipal Hiram Bithorn. Los fondos se obtienen a través de los kioskos de diversos artículos, incluyendo frituras y otras golosinas. También por los espacios reservados a los artesanos.
 
Una de las metas de los editores de Claridad es perpetuar en discos las incidencias de cada evento, lo cual no ha podido lograrse hasta la fecha por carencia de recursos económicos, aunque se abriga la esperanza de que tal proyecto no tardará en cuajarse. El Festival de Claridad ya ha alcanzado un alto nivel profesional. Es una tradición. Y, además de ser un recurso con que contaríamos para fortalecer la economía del periódico, estaríamos aportando un documento de colección y de valor histórico“, agrega Madeline.
 
 
 

 

Ella también nos señala que – sobre todo durante sus primeros tiempos – varios de los Festivales de Claridad no han tenido un cartel oficial que los identifique. La mayoría, sí. Una cartelista que aportó su talento en no pocas oportunidades fue Yolanda Muriente. El más reciente, con la figura de Danny Rivera, fue creado por Pedro Marcano.
 
Es importantísimo establecer que, además de servir de órgano oficial del ideal que sus editores profesan, el semanario Claridad – que tuvo una breve etapa como diario hace dos décadas – ha desplegado una intensa actividad cultural. Su suplemento En Rojo, es respetado como una de las más prestigiosas revistas literarias de nuestro país, pues ha servido de foro de exposición a gran número de brillantes escritores tanto veteranos como de las nuevas generaciones. Entre ellos: Francisco Manrique Cabrera, René Marqués, Luis Rafael Sánchez, Noel Colón Martínez, Carlos Gallisá Bisbal –, uno de los primeros directores –, Edwin Reyes Berríos, Fernando Echevarría, Bernardo López Acevedo, Rafael Acevedoquien llegó a dirigir el suplemento En Rojo (1998-2001) –, Joserramón Meléndez, Olga Nolla, Andrés Castro Ríos, Ramón Arbona Martínez quien ejerció los cargos de Jefe de Redacción y director –, Carlos López Dzur, Luz Nereida Pérez, Marta Aponte Alsina, Félix Córdova Iturregui, Sofía Irene Cardona, José «Che» Paraliticci, Reinaldo Pérez Ramírez, Silverio Pérez, Raquel Z. Rivera, Ana Lydia Vega, Vanessa Vilches, Fiquito Yunqué, Irvin García, Nilda López, Mari Mari Narváez y un largo etétera. El muy destacado Elliot Castro Tirado ha sido su editor deportivo durante largo tiempo.
 
Desde hace varios años, su mesa directiva es encabezada por Pablo José Rivera (presidente); Manuel de Jesús González (editor); Gervasio Morales Rodríguez (director); Álida Millán Ferrer (directora de En Rojo) y Rafael García Rosado (gerente general). Su sede actual está localizada en la Calle Borinqueña Núm. 57, en la Urbanización Villa Rita, en Río Piedras.

En la edición de 2009, se otorgó por primera vez la Medalla Claridad a la Mujer a Doris Pizarro Claudio “por su liderazgo y compromiso en múltiples y variadas luchas, entre las que destacan los derechos de las mujeres, por una mejor calidad de la educación, por las comunidades, los trabajadores y por su trabajo internacional a favor de la Independencia de Puerto Rico”.

La dedicatoria de este año a Danny Rivera responde al reconocimiento que merece por su continua e incondicional solidaridad con el propósito que dio vida a este vocero defensor de la identidad nacional desde el comienzo hace 37 años hasta el día de hoy.

Las cuatro jornadas del programa elaborado para el XXXVII Festival de Claridad consistieron de las siguientes funciones, cada una inspirada en un tema específico:

Jueves 24. Yo quiero un pueblo, a partir de las 7:00 PM. Dedicatoria a Danny Rivera. Artistas participantes: Grupo Caballo de Troya, Daniel Rivera, hijo y Roy Brown. Tarima estrella (con transmisión a través de Radio Huelga desde las 5:00 PM). Artista Residente: Omar Velázquez. Fuego cruzado en directo. Artistas participantes: Trío Bahia, Ballet Andanza, Ballet Hincapié (de danza contemporánea) y Poetry is Busy.

Viernes 25. Yo quiero un pueblo estudiantil, a partir de las 7:00 PM. Homenaje al liderato estudiantil universitario. Artistas participantes: Andy Montanez & Orquesta, Antonio Cabán Vale «El Topo» & Adeán Cabán, Grupo Así Somos, Julito Alvarado & Orquesta Del Sur Al Norte y Oquesta Macabeo. Tarima estrella desde las 5:00 PM. Fuego cruzado en directo con Raulo Colón y Eric Landrón. Artistas participantes: Conjunto Típico Universitario, Ballet Folklórico Retablo Puertorriqueño, Ángel Javier Carrión, Perros de Pavlov y Baile de Salsa con Son de Loíza.

Sábado 26. – Yo quiero un pueblo trabajador, a partir de las 4:00 PM. Homenaje al líder sindical Pedro Grant. Artistas participantes: Grupo Jazz Montuno, Jorge Arce & Raíz de la Plena, Los Majaderos de «Cachete» Maldonado, Grupo Mapeyé, Tata Cepeda & Grupo Gracimá, Héctor «Tito» Matos & Viento de Agua, Almas Band y Gabo. Tarima estrella, desde las 3:00 PM: presentación de libros de Mariana Editores con los autores Rubis Camacho, Jaime Córdoba, Raúl «Tinajón» Feliciano y Luz Nereida Pérez. Conversatoro con los lídres estudiantiles de la Universidad de Puerto Rico. Cooperativa Juvenil Bellas Artes de Arecibo. Artistas participantes: Niños Violinistas del Programa Suzuki, Muchos Cuerpos, Jóvenes del ‘98 y Noches de Musarañas con Macha Colón y Los Okapi.

Domingo 27. – Tarde de trova, a partir de las 2:00 PM. artistas participantes: Taller Típico Criollo, Niños Trovadores y celebración del Tercer Concurso Nacional de Trovadores Festival de Apoyo a Claridad. Como Gran Cierre del Festival, a partir de las 7:00 PM: grupos Atabal, Plena Libre y Fiel A La Libre. Tarima estrella, desde 12:00 MD: Taller de Máscaras con Lowell Fiet, Jóvenes del ‘98, Lectura de Cuentos con Carola Garcia «Libris», espectáculo La Magia de la Química, Taller de Bomba Infantil con Tata Cepeda, Y no había luz, Circo Nacional, Comparsa de Cabezudos con el Taller de Pedro Adorno – que ofrecería talleres para jóvenes durante los cuatro días del evento –, Supari Mai (banda de acero) y Blind Jazz Project.

R.E.L.O. / KTA 
Febrero de 2011.

 Fotos: Claridad

 

 

Volver