Puente Jesús Izcoa Moure
 Puente atirantado  La Plata
Naranjito, Puerto Rico

 

Ubicación: Naranjito-Toa Alta
Longitud: 1,319 ft / 402 metros
Tramo Principal:   525 ft /160 metros 
Medida Transversal: 96 ft / 29.2 metros
Torres y Altura: 2 torres en forma de diamante de 272 ft / 83 metros y 96 cables en forma de abanico
Carriles: 6 carriles, 2 en cada dirección y un carril en ambos lados para emergencias
Costo: $30.7 millones
Primer y único puente de su clase en Puerto Rico


                           
 
El 24 de octubre de 2008 se inauguró el  primer puente atirantado en Puerto Rico. Este tipo de puente ha sido creado con el propósito de ser más eficiente que los puentes colgantes.
 
La diferencia fundamental entre un puente colgante y un puente atirantado, es que el primero se sujeta de cables menores los cuales a su vez, se sujetan a un cable principal postrado en la parte superior de la estructura, mientras el segundo consiste de un tablero que se sostiene mediante columnas de cables tensados. Esta característica del puente atirantado es la que le imparte mayor rigidez a la estructura. De esta manera se reemplazan los cables principales de una sección transversal de gran magnitud por un grupo de cables o elementos de acero de menor sección y, por consiguiente, se obtiene una estructura más liviana.
 
                          
Diseñado por la firma CSA Arquitectos e Ingenieros en consorcio con la firma HNTB Arquitectos, Ingenieros y Planificadores de Estados Unidos, fue construido por un costo total de $30,725,559. La obra comenzó el 2 de agosto de 2002 y se terminó en octubre de 2008.
 
Este magnífico proyecto provee acceso a 80,000 personas que viven entre los pueblos de Bayamón, Naranjito, Comerío, Toa Alta y Barranquitas. Tiene una longitud de 703 metros y altura de 83 metros. El tramo principal es de 160 metros, el cual permite cruzar el río La Plata. El estilo atirantado del puente minimizó el impacto ambiental al río dejándolo casi en su estado natural. El puente cuenta con dos pilastras de hormigón en forma de diamante, las cuales están ubicadas a los extremos y tienen una altura de 83 metros. Entre las dos sujetan 96 cables en forma de abanico los cuales recorren una distancia de 300 metros. Cuenta con iluminación convencional, pero también tiene elementos estéticos que resaltan los cables y pilastras. El estilo atirantado del puente minimizó el impacto ambiental al río dejándolo casi en su estado natural.

                       

El puente La Plata, cuyo nombre es Jesús Izcoa Moure en honor a un ex legislador naranjiteño, no es sólo una estructura que conecta dos municipios, sino una obra maestra que demuestra que Puerto Rico tiene el potencial de desarrollar proyectos de gran envergadura y un atractivo turístico de gran importancia para el país.  1-fin

 

KTA/ RELO  

julio 2011