Kooltouractiva

Banner
JA slide show
Inicio Kool Escena Extrema El Museo del Deporte

El Museo del Deporte

  
El Museo del Deporte puertorriqueño,
en  Guaynabo, fue certificado como
uno de los diez mejores del mundo.
  
Redacción:
  

                                                                       museodep

Ante los ojos del mundo, Puerto Rico se ha proyectado como una potencia deportiva. Esto es así, porque ha brillado de manera extraordinaria en la mayoría de las disciplinas que implican competencia. Desde las primeras décadas del Siglo 20, nuestra patria ha sido prolífica en atletas de alto calibre. Las hazañas de muchos de ellos ocupan sitiales de privilegio en los libros de récords y estadísticas.

De pronto asaltan nuestra memoria los nombres de Roberto Clemente, Orlando «Peruchín» Cepeda, Edgar Martínez, Carlos Baerga, Iván Rodríguez y el recién exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown, Roberto Alomar, en el béisbol. Arquelio Torres Ramírez, Juan «Pachín» Vicéns, Johnny Báez, Teófilo «Teo» Cruz, Mario «Quijote» Morales, José Rafael «Piculín» Ortiz y Carlos Arroyo figuran entre los grandes baloncelistas de la historia. Entre los cerca de 60 boricuas que han conquistado coronas mundiales de boxeo, los nombres de Carlos Ortiz, Wilfredo «Bazooka» Gómez y Félix «Tito» Trinidad serían obligatorios en cualquier análisis. Con sus constantes triunfos en los principales torneos internacionales, los tenistas Charlie Pasarell y Beatriz «Gigi» Fernández colmaron de orgullo no sólo a sus compatriotas, sino también a todos los latinoamericanos. Por su parte, el ponceño Jesse «Chayanne» Vassallo ha sido nuestra máxima representación en el campo de la natación.

 

museodep1

Con el propósito de rendir homenaje a esos astros que con sus admirables e inolvidables gestas nos situaron en el panorama deportivo internacional de manera tan positiva; para que tales hazañas queden documentadas para la historia y sean conocidas por nuevas y futuras generaciones, el señor alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill García, a través de la Corporación del Desarrollo del Deporte de ese municipio institución sin fines de lucro , materializó su iniciativa de fundar el extraordinario Museo del Deporte Puertorriqueño (MAP), que inauguró el 19 de noviembre de 2004. El mismo tiene su sede en el Bulevar del Deporte Núm. 3, Sector Bellomonte, en la mencionada ciudad aledaña a San Juan. Su misión y objetivo se refleja, muy acertadamente, en una frase que adoptó como lema: “El lugar donde los héroes del deporte puertorriqueño vivirán para siempre.

La intención primordial de los directivos de esta ambiciosa institución es convertir al MDP en el centro cultural-deportivo oficial de nuestro País. Por lo pronto, ya cuenta con alrededor de 10,500 fotografías y documentos digitalizados, principalmente relacionados con el béisbol. Se nutre de materiales  que se han ido adquiriendo por medio de compra, donaciones y préstamos.

El MDP es reconocido por la Asociación Internacional de Museos del Deporte como el más grande y moderno de Latinoamérica. Ocupa un imponente edificio diseñado por el arquitecto Elías Behar y está dotado de una amplia y avanzada tecnología audiovisual, inmensa colección de gráficas, memorabilia y otros elementos que ayudarán al visitante a vivir la experiencia en toda su dimensión. .

Durante una reciente entrevista, el director ejecutivo, Rafael «Rafi» Serrano, quien fuera destacado jugador de voleibol, expresó:

“Hemos logrado colocarnos en el mismo nivel de museos tan importantes como los de Georgia y Alabama, logrando ser certificados por la Association of Sports Museums and Halls of Fame entre los diez mejores del mundo. Existen algunos muy completos, pero dedicados a un deporte en particular. El nuestro los abarca todos y es el más grande de Latinoamérica. También podemos presumir de tener una excelente colección de estatuas tamaño natural, entre las cuales sobresalen las de Clemente, Cepeda, Víctor Pellot, Luis «El Jíbaro» Rodríguez Olmo, Cheo Cruz, Junior Cordero y Felo Ramírez. Cada una nos costó $20,000”.

 

museodep2

 
Este proyecto, iniciativa del alcalde Héctor O’Neill García,
requirió de una inversión ascendente a $15 millones.

La ciudad de Guaynabo invirtió $15 millones en este proyecto y espera agregar otros tres para ampliaciones en vías de que los servicios y ofrecimientos del recinto se extiendan en el futuro inmediato. Por  ejemplo, se planifica habitar una sala que recree la historia del Atletismo Nacional. También, otras dedicadas a exaltar las ejecutorias de los boricuas en el voleibol, el tenis, el sóftbol y el béisbol aficionado, así como a la digitalización de las biografías de nuestros deportistas más destacados.

El Centro de Investigación Deportiva es otra de las principales finalidades del MDP. Lo más significativo de este proyecto es que, tanto el público en general como periodistas, estudiantes, investigadores y demás interesados, tendrían accesibilidad a un inmenso inventario de publicaciones deportivas, documentos, fotos, memorabilia, esculturas, pinturas, materiales audiovisuales históricos y educativos, artefactos de juegos y grabaciones de voces famosas del deporte.

La forma estratégica en que se diseñó este extraordinario Museo de dos pisos responde a la intención de que los visitantes logren captar fácilmente su contenido. El primer nivel lo ocupan el vestíbulo, varias salas dedicadas al beisból y el Teatro Federico «Fico» López, que evoca la figura y perpetúa el recuerdo de uno de nuestros más sobresalientes baloncelistas. Una estatua tamaño natural del arecibeño Luis «El Jíbaro» Rodríguez Olmo, a quien se le llamó «El Pelotero de América» fue el segundo puertorriqueño en llegar a las Grandes Ligas (con los Dodgers de Brooklyn, 1943), antecedido por Hiram Bithorn (de los Cubs de Chicago, 1941) – es lo primero que encuentra cada visitante al llegar.

El mural titulado Horizonte deportivo, obra del puertorriqueño Carmelo Sobrino, da la bienvenida al segundo nivel, donde se aprecian las galerías dedicadas a competidores en eventos de trascendencia mundial en boxeo y baloncesto, así como a personalidades diversas (apoderados, entrenadores, dirigentes y promotores). Acoge, igualmente, a la Sala de las Estatuas Diamantes Deportivos y a varias exhibiciones itinerantes.

 

  La firma neoyorkina Studio EIS, creadora de las 22 estatuas
que exhibe el Museo, disfruta de prestigio mundial.

El prestigioso Studio EIS fue fundado por los hermanos Elliot e Ivan Schwartz en Brooklyn, Nueva York, en 1977. El primero cursó estudios especializados avanzados en el Instituto de Bellas Artes de California y en la Universidad de Yale. El segundo, en el Instituto de Bellas Artes de la Universidad de Boston. Ambos son los responsables de las creaciones de las 22 estatuas que componen la colección que se exhibe en el segundo nivel del Museo. Cabe señalarse que Studio EIS es pionero en el diseño y producción de esculturas que recrean historias visuales a través de una técnica nunca antes utilizada en museos durante la década de los ‘70.

 museodep3

Su equipo técnico incluye arquitectos, diseñadores industriales, escenógrafos, escultores, pintores, restaurateurs, investigadores para la biografia e historia de cada unidad y especialistas en trabajos en cera, metales y bronce. Cuenta, además, con las colaboraciones de instituciones en los campo de la Antropología, Ciencias Forenses, Educación e Historia, así como la más alta tecnología. Como ejemplos del servicio que oferta, destacan las esculturas que recrean a George Washington cuando éste contaba 19, 45 y 57 años de edad, exhibidas en Mount Vernon, Ohio, en 2006. Aquel proyecto requirió un estudio de la historia y las artes del estado y las figuras sobresalientes de la época art forensic research –, así como la reconstrucción (o recreación) de esos elementos por medio de computadora.

Las 22 figuras realizadas para el MDP cuentan con un armazón interno en metal. Sus detalles exteriores se fabrican en uretano, fiberglas o cera. Las cabelleras de los esculpidos son pelucas de cabello natural y la vestimenta de cada uno es, por lo general, donada por el propio homenajeado o sus familiares. Cada escultura, que se crea a tamaño y proporción natural de cada individuo, requiere la preparación de un molde que, regularmente, es de yeso. Esto hace necesario que el deportista (como es nuestro caso) viaje hasta la sede de Studio EIS para realizar el proceso. Cuando se trata de figuras ya fallecidas, se utiliza el recurso de la fotografía y el estudio biográfico. Así sucedió con las esculturas de Roberto Clemente y Diego Lizardi, encomendadas por el MDP. El mismo método también se utilizó para esculpir la del narrador Felo Ramírez, pues aunque éste todavía vive, no estaba disponible para viajar.

El prestigo de Studio EIS se fortaleció con la excelencia de su porfolio de esculturas en bronce de figuras icónicas como el escritor y líder reformista afronorteamericano Frederick Douglass, los presidentes Abraham Lincoln, George Washington, Franklin Delano Roosevelt, John F. Kennedy y Richard Nixon; el francés Charles DeGaulle, la primera ministro israelita Golda Meir, el científico Albert Einstein y Elvis Presley «El Rey del Rock & Roll», encomendadas por instituciones gubernamentales, culturales y empresariales tan importantes como el Museo de Historia Natural, la Biblioteca Presidencial, Discovery Channel, la compañía Sony y Martha Stewart Living. Muchas de sus obras artísticas se exhiben permanentemente en museos, parques e instalaciones diversas en México, Sudamérica, Francia, Italia, Abu Dhabi, Japón, Hong Kong y Taiwán. 1-fin

KTA / Enero de 2011

 

Dim lights Embed Embed this video on your site