Kooltouractiva

Banner
JA slide show
Inicio Art Los hijos de Talia La polifacética caborrojeña Myrna Lluch Torres

La polifacética caborrojeña Myrna Lluch Torres

Incansable promotora
del Teatro en la Región Oeste

RACHELL E. LOPEZ O.
De KooltourActiva

“No creó, ni tan siquiera considero, que se haya hecho una justicia reconocedora de más amplio nivel en Nueva York, y de cero consideración en las esferas gubernamentales de su patria Puerto Rico, a la magistral Myrna Lluch después de dejar un rico historial artístico y literario sembrado para beneficio de la comunidad hispana-puertorriqueña de la Gran Urbe neoyorquina”. (Desde mi ventana abierta – Julio César García Sánchez).

Considero que estas palabras del veterano periodista y poeta yaucano, residente en Nueva York, Julio César García Sánchez, representan la mejor manera para presentar a nuestra entrevistada, Myrna Lluch Torres, incansable promotora el quehacer artístico y cultural. Como escritora, su obra literaria consta de 17 libros publicados, los cuales abarcan la Poesía, el Ensayo y, sobre todo, la Dramaturgia.

A su haber tiene otras piezas teatrales cerca de un centenar que ella misma ha producido en escenarios de nuestra patria y Nueva York. Como actriz,  su resumé  unos 40 montajes.

Esta polifacética puertorriqueña nació en el barrio Tunas, de Cabo Rojo, el 15 de agosto de 1950. Es hija del matrimonio que formaron Luis Enrique Lluch y Rosa María Torres. Su hablar es tan inquieto como su espíritu. Se expresa de manera acelerada, como si quisiera abarcar mucho en corto tiempo, irradiando entusiasmo a pesar de los escollos a que tienen que enfrentarse todo aquellos que, como ella, se esfuerzan por hacer grandes cosas.

K.A: ¿Cómo te iniciaste en el ambiente artístico?

“Cuando tenía cuatro años ya improvisaba versos. A los ocho, escribí  mi primer poema. A los catorce, exactamente el 25 de marzo de 1965, debuté como declamadora en el Teatro Paraíso, antes Teatro Excelsior, construido en 1871. A los 17, participé en un certamen de Poésía auspiciado por la Asociación de Mujeres Graduadas de la Universidad de Puerto Rico, Capítulo de Cabo Rojo, con motivo de la celebración del Centenario de la obra poética de Rubén Darío. Obtuve el Segundo Premio”.

K.A: ¿Qué nos dices de tu etapa como locutora?

“A los 17 años me estrené como locutora comercial, o lectora de anuncios, en la emisora WORA 760 AM, de Mayagüez. La oportunidad de la brindó el productor Javier Recio, quien mantenía el programa Radio-hora añasqueña. Después trabajé allí mismo como locutora regular y en otras dos estaciones mayagüezanas: WKJB 710 AM y WAEL 600 AM, bajo la supervisión de Rafael Rosas Rosado.  De la radio pasé a WORA TV / Canal 5, donde mantuve, durante dos años, un segmento como declamadora dentro del programa Carrusel de la alegría que cada sábado, al mediodía, animaba y producía el aguadeño Carlitos Ruíz, fallecido hace dos años. Se transmitía desde el Hotel Darlington”.

Su espíritu emprendedor y pasión por los medios de Comunicación la impulsaron a convertirse también en productora. Su primera experiencia dentro de esta faceta fue una audición de variedades que llamó Sábados de amor con Myrna LLuch, mismo que, originalmente, iba al aire a través de WORA 760 AM, de 12:00 del mediodía a 1:00 de la tarde. Durante sus cuatro años de vigencia, también se emitió a través de WKJB 710 AM, WAEL AM/ Radio 600 y WPRA 990 AM.

A pesar de que Myrna no contaba con estudios formales en esta disciplina, la reconocida actriz Olga Agostini la motivó a incursionar en el arte escénico.

Myrna_LluchK.A: ¿Cómo te acercaste a los círculos literarios hispanos de Nueva York? ¿Fue aquella tu etapa de mayor producción literaria?

“Me retiré de la radio y el 26 de febrero de 1971 me radiqué en el Alto Manhattan. Allá conocí al actor y poeta caborrojeño José Vega, quien me presentó a varios de mis futuros colegas en el ambiente, como el escritor orocoveño Elí S. Alvarado. Al cabo de un año, en 1972, ya era miembro de la Asociación Puertorriqueña de Escritores de Nueva York y del Círculo de Escritores y Poetas Íberoamericanos”.

En 1980, estimulada por la reconocida actríz mayagüezana Olga Agostini, muy activa en la plaza neoyorkina desde los albores de la década de los ‘60, debutó en esta faceta caracterizando a «Catalina» en la comedia Aurelia y sus hombres, del español Alfonso Paso, protagonizada por Olga y José Freyre en la sala  del Instituto Teatral de Arte Internacional (IATI), localizado en la Calle 16 del Bajo Manhattan. El director artístico de dicha institución es el venezolano Abdón Villamizar.

“Aclaro que nunca cursé estudios formales en Teatro. Mi talento es natural, fruto del instinto creativo. Pura vocación”, indica.

Myrna_Lluch1

Durante aquellas fechas se estrenó como dramaturga con la comedia musical jíbara El asalto, alegórica a las festividad navideña boricua. Para entonces, junto, junto a Elí S. Alvarado, había abierto una pequeña sala teatral en la Avenida Westchester Núm. 2311, en el condado de Bronx, a la que bautizaron como Perfil Cultural Puertorriqueño.

“Allí presentamos mi obrita, en la que también interpreté a una campesina. A pesar de la sencillez de la trama y el montaje, la comunidad boricua le dispensó muy buena acogida, ya que le despertaba la nostalgia”, asevera.

Sin embargo, fue a partir del siguiente año, 1981, cuando su nombre comenzó a adquirir verdadera relevancia en el mundillo teatral, gracias a la acogida que tuvo el estreno de su segunda obra: La trulla pa’ doña Yuya, otra comedia musical inspirada en las costumbres navideñas del Puerto Rico de antaño. Se presentó en el Centre of Performing Arts de la Universidad Columbia, de 2,000 butacas, que fueron ocupadas en su totalidad. Después se llevó a salas de otras universidades, contando con el auspicio de la Asociación Puertorriqueña de Escritores (APE).

En 1984, junto a Olga Agostini, fundó el Café-Teatro La Gallera, que funcionó de manera rodante hasta 1986. En este último año estrenó su primera obra en verso, Bembeteo jíbaro, en el Café-Teatro El Caney, situado en la Calle 16 del Barrio Latino. Su éxito fue tan resonante que permaneció cuatro meses en cartelera.

Durante algunos años, Myrna Lluch alternó su actividad artística con el Periodismo. Por ejemplo, en 1987 laboró como redactora de la edición neoyorkina  del diario El Vocero. Luego se vinculó al semanario La Voz Hispana. Pero, ya en 1988 me desempeñaba como directora de Asuntos Culturales del Centro Cultural de El Barrio, que mantiene su sede entre las avenidas Madison y Quinta. Este programa forma parte del 116th Street Block Association, entonces dirigido por el doctor Luis Nieves Falcón, adscrito a la Universidad de Puerto Rico. El 1 de octubre de aquel año fundó e inaguró la Sala Julia de Burgos que, hasta 1989, desarrolló una encomiable labor cultural.

Myrna Lluch regresó definitivamente a su patria a fines de 1992, estableciéndose en uno de los sectores más bellos por tanto, más populosos de Puerto Rico, Boquerón, en su natal Cabo Rojo. El 3 de enero de 1993 comenzó a trabajar como reportera de noticias en WEKO 930 AM, afiliada a la cadena Notiuno. En esta planta también creó el programa dominical El show de Myrna Lluch, que alternaba la música con sus intervenciones como declamadora e iba al aire de 12:30 a 1:00 el mediodía. El 10 de abril del mismo año lo trasladó a WPRA 990 AM y, al comenzar a transmitirse los sábados, lo rebautizó como Sábado de amor con Myrna Lluch. Su última emisión fue el 14 de mayo de 1995.

Este año fue uno de los más fructíferos tras retornar a su tierra, pues fundó el Círculo Myrna Lluch, Inc. – institución sin fines de lucho dedicada a la promoción de eventos culturales y, en colaboración con Elí S. Alvarado y Frankie Sánchez, el grupo de poesía coreada Espuela Lírica que, al igual que la revista del mismo nombre, se mantuvo activo hasta 1999. En el interín, en 1997 asumió el cargo de coordinadora de Actividades Culturales del Municipio de Cabo Rojo. En 1998, creó el Taller Teatro Caborrojeño. En 2003 publicó su Antología de teatro estudiantil puertorriqueño.+

Myrna_Lluch2

K.A: ¿Cómo surgieron el Teatro Rodante, el Taller de Teatro Caborrojeño y el Taller de Teatro Estudiantil, que fueron proyectos tan importantes a su regreso a Puerto Rico?

“Después de haber laborado como coordinadora de Actividades Culturales y Turísticas del Municipio Autónomo de Cabo Rojo durante diez años consecutivos, entre 1997 y 2007, fundé y dirigí, con gran aceptación por parte del pueblo, el Taller del Teatro Caborrojeño, que fue un Proyecto Cultural del Municipio muy exitoso, con 61 obras teatrales presentadas tanto en las escuelas públicas de la comunidad como en el Anfiteatro Salvador Brau del Museo de los Próceres. Entre las tantas funciones que ofrecí aquí y en otros pueblos, con mi Teatro Rodante presenté obras de gran calidad como Tiempo muerto, La Polilla y Arriba mujeres, del consagrado Manuel Méndez Ballester; Los Soles Truncos, del gran René Marqués y estrené Red de Fuego, de mi gran colaborador y amigo Elí S. Alvarado”.

K.A: Actualmente mantienes la Casa Teatro Myrna Lluch, que ha servido de taller para el desarrollo de jóvenes que se inician en el arte escénico. ¿Cuándo lo estableciste?

“La Sala Teatro Myrna Lluch, está enclavada en la parte baja de mi residencia en Boquerón. La inauguré oficialmente a las 3:00 de la tarde del domingo 10 de enero de 2010 con la presentación de mi comedia Con el “switch” siempre encendido, que también dirigí. Esta pieza, se basa en el libro Un te de hierbabuena para el alma. Conté con las actuaciones de los talentosos actores Pedro Castillo y Camille González. El equipo de producción estuvo compuesto por Stephamie Pulliza y Elvira del Toro (directoras de la musicalización); Gilberto Acosta (técnico de Luces y Sonido); las también actrices Rosa María Torres y Rosita Lluch (maquilladoras y vestuaristas) y el equipo del Teatro Rodante Myrna Lluch, Inc., a cargo del montaje, el diseño y la producción general.

Hace un año inauguró Casa Teatro Myrna Lluch en los bajos de su hogar en Boquerón.

Myrna_Lluch3

Su historial en el campo del denominado Arte de Talía Santa Patrona de los Actores ha quedado  plasmado en su  obra El Teatro en Cabo Rojo, publicada en 2007.

Principales reconocimientos obtenidos:

Premio Internacional Outstanding Young of América / Mujer Joven Sobresaliente de América  (1988). Su biografía se incluyó en el correspondiente volumen de ese año. También en los directorios Who’s Who Among Hispanic Americans / Quién es quién entre los hispanoamericanos (1991) y Who’s Who in Latino USA / Quién es quién entre los latinoamericanos en Estados Unidos de América.

Seleccionada una de las 2,000 Mujeres Notables de América en 2002. Su biografía también aparece publicada en la cuarta edición correspondiente de tan prestigioso volumen.

• Medalla Conmemorativa de Honor conferida por el Instituto Biográfico Americano de Estados Unidos en reconocimiento a sus logros sobresalientes y a su dedicación personal y profesional hacia metas señaladas (mayo 12, 1993). Paralelamente, fue nombrada Miembro Honorario de su Junta de Consejeros e Investigadores. Una breve biografía suya, en inglés, también aparece en la red Internet bajo el titulo de Latino Speakers & Consultans (Short Biographies).

Homenaje en el marco de la Fiesta Folklórica Puertorriqueña, celebrada en el Parque Central de Nueva York, en reconocimiento a su trayectoria como exponente del verso negroide (agosto de 1995).

Discografía como declamadora:

Myrna Lluch con sabor afroantillano / Sus mejores poesías (Nueva York, 1995)

Amor eterno (1996), junto a Félix Rodríguez. De poemas románticos tradicionales.

Amorosamente Buesa (Nueva York, 2001). Con diez poemas del laureado cubano José Ángel Buesa. 1-fin

Myrna_Lluch4

Myrna_Lluch5

Myrna_Lluch6